miércoles, 16 de septiembre de 2009

Fiesta Sorpresa - Introducción: “Los Preparativos”

Hola!

Este es mi regalo para Joy! Espero que te guste, preciosa! Te adoroooo! Feliz cumple!!! Siento que tengo que dar una advertencia. NO hay lemmon en estos primeros caps! Repito: NO HAY LEMMON! (jajaja, como siempre escribo hot, advierto cuándo no) :P

Te adoro en serio, Joy! Muy feliz cumple!

Disclaimer: La mayoría de los personajes son de Stephenie Meyer, y muchos otros son mis versiones de ustedes, mis NTLS! Jajaja!

Summary: Somos el clan latino, y Joy está por cumplir años... hay que organizarle una fiesta, pero a quién podemos invitar??? (adivinen!)

Introducción: “Los Preparativos”

Naty POV

Se acercaba el cumpleaños número “bastantes” de una de las chicas de mi clan, bueno... era más como una familia, o al menos a mi me gustaba considerarnos como una. Era un número destacado, así que definitivamente debíamos hacer algo especial para festejarlo. Una fiesta divertida y amena. Pero no era como si pudiéramos invitar a muchos humanos que digamos. Aunque lleváramos una dieta “especial” (a base de “no-pensantes”, como nos gustaba llamarla), los humanos no nos tenían precisamente entre sus contactos del teléfono.

Por nuestra parte, no había problema, todas sabíamos controlarnos, y siempre mantuvimos nuestra sed a raya. Pero todas las especies tenían instintos de supervivencia, y los humanos no eran la excepción. Así que era de esperarse que la gran mayoría huyera de nosotras, o simplemente nos evitara… pero había algunas excepciones, claro. Una pequeña cantidad se portaba increíblemente amigable.

En realidad, éramos muy unidas con un par de ellos, pero sólo por razones y circunstancias especiales. Creo que debería explicar primero lo primero.

Mi nombre es Naty. Joy y yo vagamos entre nuestro mundo y el de los mortales por ya casi 200 años. No se suele encontrar a mucha gente de nuestra especie que comparta nuestro respeto por la raza humana, así que tan pronto como nos conocimos –hace ya más de 160 años- nos volvimos inseparables.

Hace tiempo nos encontramos con una persona bastante peculiar, no sabíamos que pudiera haber cruces entre vampiros y humanos, pero nos sorprendimos mucho una noche en la que fuimos al pueblo y nos encontramos con alguien cenándose a un puma en el camino. Al principio creímos que era una vampiresa, pero después de un rato notamos las marcadas características humanas. Así se unió a nosotras Kokoro, una híbrida. Ahora ya eran más de 100 años los que habíamos pasado con ella. Era una persona impresionante, que nos asombraba todos los días. De verdad hacía que nuestra larga existencia fuera soportable, e incluso agradable. Siempre nos tomaban por sorpresa sus ocurrencias. Y para colmo, podía pasar desapercibida entre los humanos, lo que nos facilitaba enormemente el mezclarnos con la gente del pueblo.

Pero ella no vino sola. Como solía llevar una vida relativamente “normal” -o al menos en apariencia-, se había hecho amiga de varias humanas que rondaban su vida. Debo admitir que nos encariñamos enormemente con algunas. Con el tiempo, varias formaron familias, y eventualmente nos olvidaron… la mente humana es algo realmente maravilloso. Pero hace unos años nos volvimos a encontrar con una de ellas. Rosario. Estaba embarazada, pero sabía que no iba a vivir demasiado. Una enfermedad le impediría quedarse en este mundo para ver crecer a su bebé. Es increíble lo cruel que puede ser el destino a veces.

La mujer era una de nuestras más queridas amigas. Una humana que había crecido con Kokoro como su protectora, su aliada, su amiga. Habían hecho toda una carrera, juntas. Como carne y uña. Así que, al no tener familiares que se pudieran encargar, nos encomendó cuidar a su pequeña. Antes de morir le puso nombre. La llamó Robin. Era una niña tan preciosa que nos costaba creer que fuera sólo humana. Sus rasgos siempre se asemejaron a los de las mujeres de nuestra especie. Pálida piel y largas pestañas la distinguían del resto.

Juramos protegerla y cuidarla más que a nuestras propias vidas. Y eso hacíamos. Todas nosotras la amábamos como si fuera nuestra hermana pequeña. Simplemente la adorábamos. Pero ahora ya había cumplido los 18 años. Así que últimamente había dejado claro que quería que dejáramos de “sobreprotegerla”. Y aunque me costara, debía admitirlo: No debe ser nada divertido tener a dos vampiresas y una híbrida cuidando cada paso que haces. De modo que nos había suplicado que le dejáramos un poco mas de libertad. Cosa que intentábamos cumplir –aunque en contra de nuestra voluntad-.

Por otra parte, hacía ya unos 7 años, más o menos, nuestra casa servía de morada para una mujer que encontramos perdida en el bosque. Una humana que no tenía idea de quién era o qué hacía por allí. La acogimos como a una de nosotras, la cuidamos y protegimos, esperando que recuperara los recuerdos, pero nunca lo hizo. La llamamos Mer, por sus ojos color mercurio. Al principio, todas fingimos ser normales lo mejor posible, pero al tiempo nos dimos cuenta de que ninguna de las características de vampiro que se nos escapaban le llamaban la atención.

Yo tenía una habilidad, podía percibir los sentimientos de la gente -y alterarlos si eso era lo que deseaba-, y eso hizo que supiera que no se asustaba cuando nos mostrábamos más de la cuenta. Eso si, mi poder podía ser útil, pero mi familia no se quedaba atrás, cada una tenía sus cualidades especiales, además de las que naturalmente se presentan en nuestra raza. Pero eso otro tema.

Así que, con respecto a Mer, poco a poco nos fuimos dejando ver tal y como éramos. Teníamos la teoría de que al estar su mente en blanco cuando la conocimos, todos los datos se acumularon como “normales” a medida que se los explicábamos. Eso era lo único que se nos ocurría para explicar lo bien que asimiló todo, pero aún así, siempre nos sorprendíamos cuando nos preguntaba sobre cosas como “¿Que tal la caza?” o “¿Algún puma?”

Por supuesto que en un determinado momento tuvimos que explicarle el porqué de nuestra reclusión. Le explicamos todo… absolutamente todo. Debíamos estar seguras de que supiera que no podía hablarle a nadie sobre lo que podíamos hacer. Lo entendió a la perfección, mejor de lo que cualquier vampiro hubiera imaginado, y desde ese momento había insistido en transformarse en una de nosotras.

Al principio la idea casi nos repugnó, pero a medida que el tiempo pasaba, notábamos la relación incómoda y sin rumbo que mantenía con los otros humanos. Era un caso muy especial. Mer se comportaba más como vampiro que nosotras mismas. La gente le molestaba bastante, solía evitar el sol, y no salía o se juntaba con alguien que no fuera parte de nuestro clan.

Eventualmente accedimos a que transformarla sería lo mejor. Y desde hacía tres meses, teníamos una neófita en el grupo. Aunque al principio temimos por Robin, la sed de Mer no parecía ser un problema. Por supuesto que le dolía y le molestaba, pero sabía muy bien cuándo amenazaba con ganarle. De manera que cada poco tiempo desaparecía para buscar algún animal que la saciara. Ya nos habíamos acostumbrado a estas desapariciones espontáneas, y los cambios de humor bruscos -y prácticamente inexplicables- ya no nos molestaban tanto. De todas formas, Mer siempre había sido bastante impulsiva y alocada, así que el cambio no fue tan marcado. Tanto ella como nosotras nos adaptamos bastante bien.

Y ya todo se sentía normal de nuevo, o por lo menos, tan normal como puede ser para un grupo compuesto por dos vampiresas de más de 200 años, una híbrida, una humana y una neófita.

Claro que sólo “normal” estaba bien para la mayor parte del tiempo, pero ahora no quería que todo fuera normal. Como dije: el cumpleaños de Joy se acercaba, y debía ser una fiesta que jamás pudiera olvidar. En sentido figurado, claro, los vampiros no olvidamos nada muy fácilmente. Así que las demás chicas y yo habíamos estado planeando por semanas el festejo de Joy. Y en secreto.

Habíamos acordado que fuera una fiesta sorpresa, así que yo me había dedicado especialmente a manipular sus emociones para que la curiosidad no metiera las narices en sus sentimientos. Claro que eso hacía que tuviera que gastar energías extra con mi poder. Además, éste sólo funcionaba cuando estaba cerca de mi hermana, así que por ende, no me quedaba mucha cabeza, ni tiempo a solas para organizar la fiesta.

Por esas razones, el privilegio de averiguar a quiénes mandar las invitaciones fue para Kokoro. Robin debería conseguir las decoraciones necesarias y la comida –para aquellos que sí comieran-, mientras que Mer se encargaría de planear las actividades de la fiesta. No queríamos invitar a gente que acabara aburriéndose… o comiéndose a Robin.

Así que “vegetarianos” era la única condición a la que Koko debía atenerse. Se había dedicado completamente a averiguar sobre clanes de esa naturaleza durante la última semana. Y al parecer uno había salido a la luz. No me quiso decir exactamente a quién invitaría, pero estaba segura de que estaría bien. Siempre tuvo una muy buena capacidad para juzgar a las personas, quizás fuera por su habilidad. Kokoro podía saber a ciencia cierta cuando alguien estaba mintiendo. No importaba lo pequeña o insignificante que fuera la mentira, ella siempre te atraparía.

En ese sentido, nuestra familia estaba bastante bien dotada. Y Joy era definitivamente la que más lo estaba de todas nosotras. Casi nunca usaba si poder, pero podía ser muy nocivo cuando lo hacía. Es que era extremadamente persuasiva, pudiendo lograr que cualquier persona hiciera cualquier cosa que ella deseara. Y eso podía ser tanto útil, como problemático.

Por eso no podía dejar que la curiosidad le picara. Si me preguntara qué nos traíamos entre manos, no hubiera sido capaz de resistirme a contestarle con la verdad. A pesar de todo el tiempo que llevábamos juntas, sus habilidades nunca habían dejado de afectarme. Era increíble, por más que lo intentara, nunca podía dejar de hacer lo que me decía que hiciera usando su habilidad. Por suerte, podía elegir no usarla, y no lo hacía con demasiada frecuencia.

Así que debía mantenerla distraída a toda costa. Las chicas se encargarían muy bien de todo de cualquier manera, así que podía concentrarme en eso. Por lo menos por ahora…

11 comentarios:

anvil dijo...

ya lo leiii , te esta quedando genial!! buenisimo


y feliz cumple para mi joy!


esperando la continuacion...

Mer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mer dijo...

Tú neófita te saluda, te adora y reverencia pues solo una mente tan dotada como la tuya es capaz de dar con esa fuerza e ímpetu. Besotes mils NTLS FOREVER

JOY..NTLS dijo...

BUENO PRIMERO K TODO GRACIAS , SON LO MEJOR K ME PUDO PASAR , EL CONOCERLAS Y SENTIRLAS MIS AMIGAS ME LLENA DE EMOCION , LES JURO K LAS ADORO , SON GENIALES CADA UNO EN PARTICULAR .. TENGO TODO LO K DESEO , Y SON USTEDES . GRACIAS MIS NIÑAS SON MARAVILLOSAS .DOY GRACIAS X K ESTEN EN MI VIDA .

LAS AMOOOOOOOOOOOOOO ..

NATY ERES GENIAL X FA CONTINUA K ESTO QUEDO MARAVILLOSO


MIL GRACIAS A TODAS X SER COMO SON

Adri dijo...

mi Joy FELIZ MEGA CUMPLE MI NIÑA. TE REAMO COMO NO TENES IDEA, MI VAMPIRA HERMOSA!!!

Kokoro Black dijo...

WOW!!! ERES MAGNIFIKA NATYX!!! DE VERDAD!!! SOY TU REPRESENTANTE!! YO TE ENCONTRE Y TE LLEVE A LA LUZ!!! AHAHAHAHHAHAHAHAHA

TE ADORO NATY!!!

AHHHH Y JOY!!! HAPPY BIRTHDAY!!!

DE SU HIBRIDA KE LAS AMA!!!

*trinemily* dijo...

hehe que bien feliz cumpleaños JOY que tengas un feliz dia yu que las pases super super bien y que difrutes mucho los regalos jejej =D xoxos

Sweet Sky dijo...

W-O-O-O-O-W Naaatyyy... ¡¡Que iiiimaginaciiionnn!!

Adorooo el Fiiicc.. y me encanta que sean protagoniisssstaaaas... xD

Jane volturi dijo...

me fasino tu onda, es la primera vez que paso por aqui pero no sera la ultima ademas veo que tenemos algo en comun twilight!!!
tienes una nueva seguidora

Robin dijo...

Esta historia está genial, súper Naty!!! Y un super feliz cumpleañosssssss a mi Joy XXX!! AWwwwwwwwwwwwwwwwwwwwwww te dese000 lo mejor, mejor, mejooooor!!! Te adoororooo JOY

Robin
NTLS Baby