domingo, 27 de septiembre de 2009

5. Nahuel

Cuando la tormenta tras aquellas palabras hubo pasado mamá se había ido de la habitación y mi padre daba vueltas por el salón intentando concentrarse.
-Pero sospecháis que puede haber otra manera.
-Simples conjeturas- aclaró Nahuel- aunque son mejor que no hacer nada. Pero... podría ser peor el remedio que la enfermedad.
-Haremos lo que sea.
Esta vez se sentó a mi lado, agarrándome las manos con fuerza.
-Al sospechar que el corazón es demasiado débil, cabe la posibilidad de sustituirlo por un órgano más fuerte. El problema es, Cuál?
El timbre de la puerta sonó.
-Yo abro.
Prácticamente salí corriendo de la habitación, estar allí era como escuchar el relato de mi propia muerte. Mi amigo me estaba esperando en la entrada.
-Jake!- me lancé a sus brazos como si ellos me llamaran a gritos, quería disculparme y volverme a comportar como su mejor amiga, pero en lugar de eso rompí a llorar, había tantas cosas que vivir... era demasiado joven.
-Nessie. Qué te ocurre?- me limpió las lagrimas estrechándome más con el otro brazo, su pecho desnudo era tan cálido... reconfortante, deseaba quedarme allí el resto de mi vida, fuera el tiempo que fuese- Estoy aquí, iba a entrar en mi casa cuando decidí que no me separaría de ti. No te preocupes, todo irá bien. Seguro que hay una buena explicación.
-Si Jake, si la hay y...
Le miré, debajo de aquellos increíbles ojos negros tenía dos grandes ojeras, su rostro inspiraba el más profundo pesar, parecía que en cualquier momento iba a caer rendido en el suelo.
No podía enterarse de lo que pasaba. No ahora, acababa de perder a su padre, había perdido nuestra relación... Cómo iba a decirle que iba a morir?
Me alejé de su cuerpo bruscamente.
-Jake, vete por favor, no deberías haber venido después de lo que pasó anoche.
Recé por que nuestros invitados no salieran de la habitación.
-Ojalá pudiera volver atrás y cambiar aquello Nessie. Lo siento mucho, nunca me había arrepentido tanto de algo.
-Te perdono, tú no tienes la culpa, pero Jake, tienes que irte.
-Por qué?- entró un poco más en la casa-Nessie, no necesito nada de lo que te dije anoche, solo quiero protegerte, estar a tu lado. Lo comprendo si no me ves... de esa forma.
Pero por su expresión no lo comprendía. Lo estaba matando de dolor.
-Lo se...- escuché pasos acercándose a la entrada. Debía sacarle de allí- Es que no es el mejor momento.
-No molestaré, necesito asegurarme de que estás bien, te dejaré hacer tus cosas.
No había otra solución.
-No quiero verte Jacob! No quiero estar contigo! Te odio!
Me miró como nunca me había mirado. Sus ojos estaban desorbitados. Su cuerpo estaba echado hacia delante, como si le hubieran clavado un puñal en el estómago. Respiró entrecortadamente...
-Yo...
Su cuerpo comenzó a sacudirse, ansiando liberar al lobo, no dijo nada más, echó a correr internándose en el bosque.
Dios... Qué había hecho? Hasta qué extremo era capaz de sufrir mi amigo? Intenté convencerme de que el sentimiento que acababa de experimentar era mil veces mejor que el de la certeza de mi muerte. Nos iríamos de allí, no dejaría que me encontrase y averiguara la verdad.
Con suerte aquel dolor que sentía hacia mí se convertiría en rabia con el paso del tiempo, y esta finalmente en indiferencia.
Sin embargo al morir yo... el me amaría siempre, sabía que no continuaría con su vida, igual que yo no podría continuar de estar en su situación.
Mamá llegó hasta la entrada.
-Crees que esa era la mejor manera?
Intenté controlar mis lágrimas mientras cerraba la puerta.
-Es la menos dolorosa, él me olvidará.
La miré, pero no parecía estar atenta a mí, estaba en otro mundo, en otro lugar.
-No te olvidará Bella. El abandono nunca es la solución.
-Mamá- me acerqué a ella sintiendo mis pies pesados, mis brazos largos...sintiendo un agujero en el estómago- no sé qué hacer... la verdad lo mataría.
-Aun no hay ninguna verdad. No voy a dejarte morir.
Papá salió del salón.
-Creo que deberíais escuchar a Nahuel.
Volvimos a entrar, pero esta vez no me senté, me quedé en la puerta asimilando lo que acababa de hacer Y si mi madre tenía razón? Y si así solo conseguía hacerle más daño?
-Como iba diciendo, estoy casi seguro de que una conversión completa pararía el proceso- se estaba dirigiendo a mí- El problema es que no sé cómo funciona en gente como nosotros, no sé si la ponzoña nos afectará, si conseguirá parar su corazón.
-Esa- le cortó mama- sería la ultima opción. Cuál sería la otra?
Nahuel se quedó pensativo, como si temiera responder.
-La tercera opción sería buscar a Joham, hace años que no le veo. No se nada de él ni del avance de sus investigaciones. Quizás haya encontrado una solución
-Haremos eso- mamá se mostró repentinamente animada- Le buscaremos, dijiste que tu padre se había obsesionado con ese tema, tiene que haber averiguado algo más.
-Sin duda- coincidió mi padre.
-No tengo la menor idea de su paradero, podría estar en cualquier parte
-La encontraremos, tenemos a Alice.
Pero Nahuel no parecía tan seguro.
-Esa chica tardó meses en encontrarme.
-Aun hay tiempo- mamá se levantó con el móvil en la mano y desapareció por la puerta.
-Iremos con vosotros- dijo Huilen- No somos de gran ayuda, pero conocemos bastantes lugares, sabemos movernos por ellos, y conocemos a Joham.
-Será un placer que nos acompañéis.- después se dirigió hacia mí- Nessie, me gustaría hablar contigo y con tu madre en privado.

La encontramos en la planta superior, cargando una tonelada de maletas.
-Nos vamos ya, nos encontraremos con Alice a las afueras de Forks.
-Será muy práctico recorrer el mundo con las maletas a cuestas- papá descargó todo el equipaje de su mujer- Cariño, vamos a quedarnos un día más, deja que Nessie se reponga, tiene que descansar.
-... está bien.
-Bueno, creo que deberíamos considerar la opción de la conversión.
-No Edward... no si hay alternativa.
-Podría ser tarde cuando encontremos a Joham. Además con mi técnica no sufrirá, apenas se enterará de algo.
Mamá vaciló.
-Respecto a eso...- me miró- Em... creo que hay algo que deberías saber.
Su vista pasaba de mí hacia él una y otra vez.
-Qué ocurre?
-Está bien, cierra los ojos.
Papá obedeció y ella tocó su rostro con ambas manos, concentrándose. No duró mucho. Papá la apartó con furia. Sus ojos eran completamente negros.
-Bella! Esto es... Por qué no me lo contaste?- Parecía debatirse entre consolarla y gritarle- Yo... estaba tan orgulloso, y sólo lo empeoré, no podías moverte, no podías gritar...
Finalmente la abrazó, su cuerpo temblaba.
Aquello era demasiado íntimo. Salí de allí y llegué hasta las afueras de la mansión. Me eché en la hierba, tremendamente cansada
-Deberías dormir un poco- Me incorporé levemente, no me había dado cuenta de que Nahuel estaba a mi lado- Pierdes la fuerza con más facilidad...

Se tendió junto a mí, demasiado cerca... sus ojos volvieron a fulminarme como la primera vez.
-Sabes? Despiertas algo extraño en mi, no se si será por el hecho de que los dos somos iguales...- rozó mi rostro con la yema de sus dedos- Eres preciosa... como un ángel.
Comencé a respirar con dificultad, tenía razón, estar con él era como adentrarse en una tormenta eléctrica. Me ponía el vello de punta...
-Gracias...
-Tú también lo notas, verdad? esa química que nos envuelve...
Su rostro se acercó al mío. No le conocía pero... deseaba que no parase, mi cuerpo se arqueaba hacia su pecho... mi corazón palpitaba rápidamente mientras sus ojos me recorrían de arriba abajo con ese interés...
Bajó sus manos hasta mi garganta.
-Yo...
-Incluso despiertas en mí esos instintos... Desearía poner mis labios en tu cuello y clavar mis dientes en él...
Suspiré. Qué me pasaba? No podía pensar...
Cuando me di cuenta su cara estaba a menos de un centímetro de la mía. Era tan poca la distancia... y mi cuerpo lo deseaba demasiado. Mis labios tocaron los suyos.

Y un tremendo aullido de dolor se escuchó no muy lejos. Un aullido que me hizo salir de aquel extraño sueño y me heló por dentro. El aullido de Jacob alejándose a gran velocidad.



Por Cassandra

3 comentarios:

Mer dijo...

Cass es subyugante, te impulsa a saber más. Gracias de nuevo a NPM por subirlo. Besotes miles

Anónimo dijo...

¡Hay! Cass:
Porfavor ya no hagas sufrir a el lobito, mira ya hasufrido mucho en todos los capitulos,dale un poco defelicidad No¡¡¡? y gracias por la historia porfa no tardes mecho en publicar ok gracias!!
Atte.Xochitl

Anónimo dijo...

MAKDITA NESSIE!! como hace sufrir a mi pobre d jacob... q rabia! XD! es una hija d...